Soltera y sin hijos a los 40

Soltera y sin hijos con 40

Y lo planteo en el trabajo, con miedo, porque creo que en ese mismo momento mi carrera se va a ir al traste, pero me encuentro con miradas de comprensión, una voluntad infinita de ayudar y una humanidad que parecemos haber olvidado al hablar de la relación trabajador-empresa. Entienden que necesito el tiempo para los médicos, reposo para que tu cuerpo esté preparado, tranquilidad para que la concepción sea una realidad.

Me siento muy afortunada , muchas mujeres no han vivido esa comprensión. Me siento una viejita arrepentida. Me preocupa conciliar mi faceta profesional con mi vida personal pero por todas partes surgían obligaciones ineludibles y responsabilidades que no podría delegar, no podría compaginarlo todo Dejo de lado los prejuicios y me pongo manos a la obra, es el momento de tomar decisiones para conseguir mis objetivos, superar barreras y aprender a pedir ayuda, igual que he ido haciendo hasta ahora.

No solemos escuchar historias sobre mujeres que hacen cosas increíbles, sin el apoyo o la protección de la figura masculina.

'Solteronas', un estigma con más beneficios que perjuicios

The Guardian. Enseñar a las próximas generaciones que en la vida existen todas las opciones del mundo y que cada persona toma el camino que desea en función a sus experiencias previas y a sus motivaciones.

Viaja con Womderland. Consulta aquí nuestras salidas. Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

Mi Cuenta Carrito Tienda. Soltera y feliz a los 40 10 agosto, By Ana Martin.

Contacta con un psicólogo

Pues claro que sí. No odio a los niños, simplemente no me gustan lo suficiente como para tener uno.

SOLTERA A LOS 40 Pelicula completa en Español YouTube

Apenas han tenido cabida en mi lista de cosas que hacer en la vida, porque estaba demasiado ocupada viviendo. Me pasé gran parte de mi juventud, entre los 20 y los 30, viajando a otros países.

Hay muchos animales que mueren después de aparearse. Existe una especie de gusano poliqueto que se encuentra en arrecifes de agua salada. En la oscuridad de las noches de luna nueva, ejecuta un baile muy elaborado con su pareja.

Algunos empleamos ese tiempo en cuidar a nuestros padres, porque hay que prestar atención a toda la comunidad, no solo a nuestro propio hijo. Dicen que hace falta un pueblo entero para criar a un niño, y yo quiero ser parte de ese pueblo.

Es posible ejercer el cariño y cuidado de un padre sin serlo. Con esto no estoy tratando de convencer a nadie de que no tenga hijos, solo estoy diciendo que es una elección propia. El hecho de no tener hijos no quiere decir que nuestras voces, opiniones o aportaciones a la comunidad no sean importantes. Y creo que tenemos derecho a sentarnos en la mesa de los mayores. Mientras escribía esto le conté mis preocupaciones a una amiga que sí tiene hijos, y me dijo algo que nunca olvidaré.